El Hada de las nieves


Sabía que existías,
pues tu dulce voz oía.
Llegando la noche fría,
me paraba a escuchar
esa dulce melodía,
que solo por Navidad,
la brisa del mar me traía.


Tu voz dulce y sensual,
hizo que quisiera conocerte.
Cruzé colinas y senderos
a toda velocidad.
Mi corazón te reclamaba.

Te vi bailar,
toda vestida de blanco.
El lago helado está,
copos del cielo caen,
anuncias la Navidad.


Ha
cia ti me acerqué,
mi corazón se aceleró.
Comenzamos a bailar.
Elevándonos del suelo,
bailamos en el cielo.

Viendo los copos caer,
la nieve bajo los pies.
A los ojos me miraste
y en los labios me besaste.

Campanillas sonaban,
tus hermanas las tocaban.
Era un día muy especial,
juntos daremos Paz, Alegría y Felicidad.
Juntos anunciaremos la llegada de la Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada