Hadas



El país de las Hadas es un mundo de misterioso encanto, de cautivadora belleza, de humor y malicia, de amor y tragedia.  Un mundo en el que hay que entrar de puntillas, pues no hay nada que más enoje a las hadas que unos seres humanos que se mueven curiosamente por sus  dominios.

"Cuentan, los que las han visto, que tiene un color resueltamente claro, que están plenas  de felicidad, de expresión abierta, y que van rodeadas de un áurea de color dorado. Tienen  un aire de burla en su actitud y su expresión, como quien se divierte de una broma gastada a los pobres mortales que la contemplan;  pero la mayoría de sus acciones, por muy caprichosas y misteriosas que sean, son benéficas." No tenemos una idea exacta de la duración media de la vida de un ser fantástico.

Se ha sugerido que acaso fuesen inmortales. Los más autorizados documentos sobre la vida de las hadas apuestan por una existencia de varios cientos de años..."Las hadas residen, habitualmente, en los bosques frondosos, porque es allí donde se ven rodeadas de todas esas flores silvestres tan llamativas y coloridas que tanto les alegran y les atraen. Pero no es este el único sitio donde las hadas pueden establecer su residencia, puesto que se dice que alrededor nuestra, en nuestros hogares, las hadas pueden estar, también, haciéndonos nuestras vidas más llevaderas, gracias a la energía positiva que nos facilitan, y que nosotros canalizamos y exteriorizamos a los demás.

Además, las hadas, en cierta manera, se podría decir, que se encuentran en todos los ambientes y lo controlan todo, hasta los elementos, que van desde los más complejos hasta los más sencillos como son el aire, el fuego, el agua y la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada