Monstruos Cavernícolas




Como hemos visto los Monstruos del Mar Cantábrico no suelen atacar al hombre... y... por el contrario... hemos visto que hay algunos en tierra... como el Ojáncano... que pueden resultar muy dañinos... cuando no mortales.

 Pero con todo... no es nada comparado a los atroces y sanguinarios monstruos cavernícolas. Si no creéis en la existencia de estos seres que a continuación os voy a describir... tan solo deberéis hacer una excursión a los montes de Tresviso... allí veréis como los cuegles y los culebres realmente existen...

Aquí encontramos la diferencia entre el animal y el monstruo... Lo más característico de los animales es comer para seguir viviendo... y... por muy depredadores que sean... se ponen límites para asegurar la despensa en el futuro... No ocurre así en el caso del culebre... que como hemos dicho sólo se le mantiene a raya entregándole carne humana...

Por tanto, es un monstruo... ya que los animales matan moderadamente para alimentarse, mientras que el monstruo nunca se ve lleno o necesita ser cruel...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada